Los diez mandamientos para enfrentarse al miedo: Sexto mandamiento(II)

 

Muchas personas fóbicas tienen la tendencia de ocultar sus miedos para evitar críticas o consejos inútiles que ya han escuchado cien veces y que de momento no pueden aplicar, porque se sienten inferiores debido a su incapacidad de su­perar sus temores, porque consideran que eso no les concier­ne a los demás. Sin embargo, hay que saber que ocultar algo representa un coste emocional importante. Un estudio psico­lógico experimental demostró que cuando se le da a alguien la consigna de evitar hablar de un tema en particular durante una conversación, sube claramente su estado de tensión y de incomodidad emocional. Necesita toda su energía para lu­char y hacer frente a su miedo; no la despilfarre inútilmente disimulando a cualquier precio la realidad de sus temores.

Pero, entonces, ¿cómo hablar de su fobia? Esto se puede hacer de una forma muy sencilla, sin tener que recurrir a la ac­titud de víctima o de enfermo. Muchas veces con mis pacien­tes hacemos juegos de rol para probar todas las posibles for­mas de hablar de sus miedos en función de los contextos y de los interlocutores. En general, el discurso más común en la mayoría de las situaciones es parecido al siguiente: «Se que esto puede parecer un poco absurdo 0 asombroso, pero tengo mucho miedo a esta situación. Este miedo es difícil de con­trolar, casi tanto como una crisis de asma o una migraña. In­tento afrontarlo poco a poco, pero de momento todavía no he llegado a un control perfecto. Podrías ayudarme haciendo esto o aquello». Un sujeto fóbico tiene todo el derecho a pedir a otra persona que le respete sin que se piense que es su tera­peuta. Si usted tiene miedo de los gatos 0 de los perros, puede explicárselo tranquilamente a los propietarios del animal. Si le da miedo volar, puede hablar con los asistentes de vuelo. Si tiene miedo escénico, no dude en decirlo, eso no tiene nada de raro: casi un 30% de la población tiene el mismo problema, y aunque solo fuera un 1 %, ¡tendría el mismo derecho! No obs­tante, no abuse del derecho a que respeten sus miedos, no se trata de aprovechar la comunicación de los mismos para no hacer nada contra ellos. El objetivo de esta franqueza con su entorno es preparar los momentos para programar las con­frontaciones y la “dosis” de miedo que se va a inocular.

A este respecto, recuerdo a una de mis pacientes con fobia social que era visitadora medica para unos grandes laborato­rios farmacéuticos. Cuando visitaba a los médicos se encon­traba más o menos bien, pues estar frente a una sola persona no la angustiaba demasiado. Sin embargo, todos los lunes por la mañana tenía que asistir a una reunión con su director regional y una docena de colegas. Estas reuniones la angus­tiaban enormemente. Nunca tomaba la palabra, pero temía que pudieran preguntarle su opinión, lo que sucedía a veces. Llegó un momento en que ya no podía soportar estas reuniones y estaba dispuesta a dejar el trabajo. Fue entonces cuan­do vino a verme.

Intento convencerla para que no renunciara a su trabajo por ese motivo, no solo porque le gustaba lo que hacia y ob­tenía unos buenos ingresos, sino porque hacerlo sería una forma de sumisión a su fobia. Durante la discusión me con­fesó que nunca se había atrevido a comentarle a su superior su problema patológico. Entonces hicimos un pequeño juego de rol para ver las distintas posibilidades de abordar el tema. Después le pidió una entrevista a su jefe, le confesó sus mie­dos y le explicó que si no decía palabra en las reuniones no era por falta de motivación para trabajar en grupo, sino por miedo. Para su sorpresa, su director regional se mostró muy aliviado al oír esto, pues le dijo que había notado algo, pero que pensaba que se debía a que no le gustaba el trabajo en equipo, y el también le habló de sus propias experiencias de miedo escénico antes de una aparición en publico.

 

Psicología del miedo

Christophe André

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s