Toda la historia de la sociedad humana, hasta el día de hoy, es una historia de lucha de clases II

 

La relación de explotación del capitalismo se extiende a la misma producción del capital. Por capital se entienden las fábricas, las máquinas o cualquier bien que se utilice como medio para producir más bienes. Así, “el capital es trabajo almacenado, acumulado“. Este trabajo almacenado o acumulado procedente de trabajadores anteriores se emplea para producir cada vez un mayor valor añadido en beneficio de los capitalistas, quienes obtienen progresivamente mayores ganancias de cada vez menos trabajadores.

Como la necesidad de trabajadores disminuye a medida que avanza el capitalismo, aumentan los trabajadores que no tienen más opción que formar un ejército de reserva industrial. Que vive pobremente y sólo puede trabajar en momentos de auge o periodos de expansión económica. Como expresó Marx en términos poéticos, «el capital es trabajo muerto, semejante a un vampiro que sólo vive chupando trabajo vivo; cuanto más trabajo chupa, más vivo está».

Así pues, para Marx la clase y el conflicto de clases eran las fuerzas matrices de la historia. Existe una clase dominante que posee los medios de producción y explota a otras clases. Enfrentadas a tal explotación, esas otras clases creen que su interés es derrocar a la clase dominante y establecer un orden social más favorable a sus intereses cuando lo permita la progresión histórica de ese modo de producción. Como hemos visto, la burguesía derrocó a la clase dominante del feudalismo; en el capitalismo será el proletariado el que destituya a la clase dominante.

En parte, eso ocurrirá cuando el proletariado reconozca sus verdaderos intereses, pasando de ser una clase en sí que tiene sólo intereses objetivos en común, pero que aún no reconoce sus intereses comunes o actúa de acuerdo con ellos, a una clase para sí que sí que lo hace. Ahora bien, Marx pensaba que con la victoria del proletariado la lucha de clases se acabaría, porque veía al proletariado como la clase final en la historia de la lucha de clases, sin otra clase por debajo a la que explotar. Ésta es la razón por la que Marx creía que, con la llegada de un Estado de los trabajadores… el conflicto se acabaría allí

 

Estratificación social y desigualdad

Harold R. Kerbo

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s