Reglas para suscitar el pensamiento racional


Evalúe sus opiniones comparándolas con las seis reglas o guías para un pensamiento racional que se exponen a continuación (Bienestar emocional mediante el aprendizaje de una conducta racional, de David Goodman).

• No me afecta.

Las situaciones de la vida no me hacen sentir ansiedad ni miedo. Soy yo quien hablándome a mí mismo dice cosas que me producen estas sensaciones.

• Todo es exactamente como debería ser.

Las circunstancias necesarias para que las cosas o las personas sean distintas a como son, no se dan. Decir que las cosas deberían ser de otro modo es creer que la sucesión de acontecimientos que las conforman se ve influenciada por algún elemento mágico. Cosas y personas son como son por una serie de hechos causal es, entre los que se hallan: las interpretaciones personales, las respuestas individuales al lenguaje interior irracional, etc. Decir que deberían ser distintas es apartarse del principio de causalidad que rige el mundo.

• Todo ser humano se equivoca.

Esto es algo inevitable. Si no se fijan unos márgenes de error razonables para uno mismo y para los demás es muy probable que se caiga en la decepción y en la infelicidad con extrema facilidad. Por otro lado, es muy fácil culparse a uno mismo y a los otros de no valer suficiente, de no ser buenos, etc.

• Una discusión es cosa de dos.

Antes de iniciar una acusación o una disputa cualquiera, tenga en cuenta la regla del treinta por ciento. Esta regla dice que en cualquier riña cada una de las partes interviene por lo menos en un treinta por ciento en hacer que la discusión continúe.

• La razón inicial se halla inmersa en el pasado.

Es una pérdida de tiempo intentar descubrir quién empezó primero. Por ejemplo, intentar buscar la causa inicial de las emociones crónicas desagradables es algo sumamente difícil; es mucho más útil decidir cambiar de conducta ya .

• Nos sentimos en función de cómo pensamos.

Efectivamente, esta afirmación es la que continúa con la primera que aparece al principio de la lista. Viene a reforzar la idea de que no son los acontecimientos los que nos causan las emociones, sino nuestra interpretación de ellos.

Técnicas de autocontrol emocional

M. Davis, M. McKay, E.R. Eshelman.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s