Fantasías y juguetes I


APARTAR LOS JUGUETES

Nos pasamos la mayor parte de la vida jugando con juguetes. Es diverti­do, cautivador y nos distrae de uno de nuestros más grandes temores: el aburrimiento. No hacer nada, es como no ser nadie. Cuando no sucede nada y nos aburrimos nos sentimos vacíos y mal. Cuando no hay distrac­ciones ni entretenimientos, algunas personas ni siquiera se dan cuenta de que están vivas.

Son muchos los que dedican su tiempo y fuerza vital a buscar un ali­vio frente al aburrimiento. Buscan un nuevo escenario, gente, lugares, libros, actividades, y amigos nuevos y distintos. Les explican a  sus allegados  sus emocionantes vacaciones y aventuras y sienten como si estuviesen donde todo ocurre realmente, como si estuviesen viviendo totalmente sus vidas. Nunca preguntan que sucede o que significa vivir total­mente la propia vida. Les espantan las ocasiones en que no pueden «hacer cosas» y el peligro de quedarse solos consigo mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s