LA VIDA ES DEMASIADO CORTA PARA GASTARLA EN TONTERÍAS II


Luis Carlos: No nos queda más remedio que ser valientes de una vez por todas y caminar por el filo de la navaja.

 

Sherab Dre-may: Puede ser para algunos, pero también está por otra parte el camino medio. Algo que no sea total ascetismo ni total materialismo. Tenemos que vivir también en el mundo moderno. No podemos irnos y sentarnos allá en lo alto de la montaña, o ¿crees que podríamos? (Se vuelve a reír de su propia gracia). Ya no queda ninguna montaña. Lo puedes hacer en los Alpes y te quedas helado de frío. Así que tenemos que encontrar algo intermedio.

Luis Carlos: Por luz quiero decir estar iluminado.

 

Sherab Dre-may: ¿Y qué significa estar iluminado? Si tú estás feliz y eres amable. Eso es estupendo, ¿qué otra cosa quieres?

 

Luis Carlos: Y, ¿qué diría usted de sí mismo?

 

Sherab Dre-may: Yo no soy más que un principiante (Nos reímos a carcajadas). Por lo menos, eso sí que lo sé.


Luis Carlos: ¿Qué es lo que le atrae de esos caminantes de compasión?

 

Sherab Dre-may: Su total amabilidad. Todo lo que hacen es para los demás. Su vida completa está en función de los demás pero eso no quiere decir que te despiertes por la mañana y disfrutes del sol o que goces de una buena comida. Hay mucha gente así: madres, amas de casa, padres amorosos, incluso aquel que está detrás de un mostrador en una tienda puede ser un ser iluminado al que mucha gente puede venir a consultar.

 

Luis Carlos: es decir, que uno puede ser un “andarín compasivo” sin importar dónde uno esté. Y cuando nosotros hablamos de “ignorancia”, esta gran palabra en el budismo ¿Qué es para usted la ignorancia?

 

Sherab Dre-may: Falta de atención. Hay algo que se llama el Samsara y el Nirvana. No tenemos que irnos a un sitio muy bello para estar en Nirvana. La ignorancia es no saber, pero en realidad tú eres ignorante, porque estamos envueltos en algo llamado Samsara. Nosotros estamos en el reino de los humanos. Existe un mantra de Chenrezid, que es el Buda de la compasión llamado Ohm mani padme Hum ( el mantra de las seis sílabas). Cada una de estas sílabas representan un reino en el que posiblemente podemos estar: orgullo, deseo, ignorancia, codicia, rabia…

Fragmento Entrevista al monje budista inglés: Sabiduría sin mancha
El 28 de Abril de 2003-06-25

Luis Carlos Rodríguez Leiva (Doctorando en Filosofía Oriental y Jean Klein) E-mail: carloko44@yahoo.es

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s