CUANDO LA DESESPERACIÓN ES LA ÚNICA LUZ EN EL HORIZONTE

Théodore_Géricault,_Le_Radeau_de_la_Méduse

 

“El caso más impresionante que investigamos el año pasado fue el de una persona que se cortó la mano para intentar cobrar una indemnización de las compañías aseguradoras”, explica José Luis Nieto, presidente de Gesterec, una firma especializada en la reconstrucción de siniestros. “Había varias cosas que no cuadraban. El particular aseguró que la sección de la mano se había producido cuando su coche se salió de la carretera y cayó por un terraplén, pero comprobamos que los ángulos de giro y la velocidad teórica no encajaban con esa versión. Además, el corte de la mano era demasiado limpio, sin afectar al hueso, algo casi imposible en un accidente de tráfico”.

En este caso, la persona había ido suscribiendo varios seguros de vida, que también cubren grandes daños, con distintas compañías. Después de simular el accidente, fue reclamando una a una para ir percibiendo las diferentes indemnizaciones pactadas en la póliza, hasta que el equipo de peritos de una de ellas empezó a encontrar grietas en el testimonio…

Lo terrorífico de este intento de estafa es que no es algo nuevo. En 2011, un hombre de Valencia se amputó el brazo a la altura del codo e intentó cobrar 600.000 euros de ocho aseguradoras haciendo pasar la autolesión por un accidente con una sierra eléctrica…

 

Miguel Moreno Mendieta

Cincodias.com

EL FINAL DE UNA CIVILIZACIÓN ENFERMA QUE LLEVA A LA

LOCURA

A SUS CIUDADANOS PARA PODER SOBREVIVIR

39_contra1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s