SI ES LA INMOVILIDAD LO QUE RECONOCÉIS COMO AUTÉNTICO, ENTONCES LOS VEGETALES DEBERÍAN POSEER LA VÍA I

0

 

 

«Hay aquí ciertos cráneos afeitados ciegos que, después de hartarse de arroz, se sientan en dhyána para entregarse a prácticas contemplativas, atentos a toda impureza del pensamiento para impedir que se produzca, buscando la quietud porque les desagrada el ruido. Estos procedimientos son heréticos».

«Venerables, cuando digo que no hay ninguna Ley que buscar fuera, estos aprendices no me comprenden y deducen que hay que buscarla dentro de sí mismos. Entonces se quedan allí, sin moverse, delante de su pared, con la lengua pegada al paladar, sumidos en la meditación. Y esto lo toman por el método de los patriarcas y la Ley del Buddha.

¡Qué gran error!… Si es la inmovilidad lo que reconocéis como auténtico, entonces los vegetales deberían poseer la Vía. El hombre verdadero, por su parte, no depende de nada, se sirve tanto de la movilidad como de la inmovilidad».

 

 

LIN-TSI

Los maestros Zen

Jacques Brosse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s