LOS PELIGROS DEL DESEO I

Anuncios

Te costará la vida

– Que hayas comentado que miento más que hablo, que no tengo principios y que hoy critico lo que mañana defiendo como si la vida me fuera en ello; me la suda porque la gente olvida pronto

– Me importa un bledo que hayas filtrado todos los trapos sucios: los desvios  de partidas de los presupuestos a mis cuentas y el resto. Los votantes son tan estupidos que me volverían a votar.

 

 

-Pero que pongas en peligro el pan de mis hijos dejándome  fuera de la lista  electoral, te costará la vida.